Atmósferas explosivas. Directiva ATEX